Noticias

¿Por qué mi perro se revuelca en mi cama?

Sabemos que tu perro es un pilar fundamental en tu familia y que lo quieres a rabiar, pero también entendemos que, de vez en cuando, algunos de sus comportamientos puedan resultarte extraños o incluso sacarte de quicio. Una de las bases imprescindibles para establecer un buen vínculo con tu peludo y lograr una convivencia feliz para ambos es ser capaz de reconocer e interpretar su lenguaje y comprender por qué hace lo que hace.

Para dejar su propio olor en la cama

El primer motivo que explica por qué mi perro se revuelca en mi cama es el olor que deja. En este sentido, revolcarse sobre la cama puede tener una finalidad similar a la que persigue el perro cuando se restriega encima de ciertos elementos por la calle como el césped, palos, animales muertos, ¡e incluso heces!

Cuando el animal retoza sobre la cama está dejando su olor corporal en ella a la vez que recibe valiosa información sobre el olor que ya existía previamente en la zona. Si te fijas, es muy probable que lo primero que haga sea pegar el hocico sobre la cama, arrastrarlo y, a continuación, caer con el cuerpo entero y revolcarse. Esto lo hace así, siguiendo este patrón conductual, porque en la cara tiene glándulas que secretan feromonas, lo que permite que su olor, único y característico, se quede adherido a las sábanas.

Hay quien piensa que si "mi perro se revuelca en mi cama" es para marcar su territorio, reclamarla como suya o para demostrar que es "el líder", ¡pero nada más lejos de la realidad! Tu perro no pretende echarte de tu propia cama y reclamarla como suya, sino que se siente mucho más seguro y tranquilo viviendo en un hogar que está marcado con su propio olor e informa a otros animales de que él o ella ha estado ahí, algo importante en la comunicación canina.

¿Qué hacer en este caso?

Muchas veces este "ritual" se produce cuando, por ejemplo, se lavan las sábanas y el olor previo desaparece, por lo que el perro siente la necesidad de volver a restregarse. Esto es un comportamiento normal, por lo que no deberías castigarlo. Lo que puedes hacer es enseñarle a no subirse a la cama y redirigir este comportamiento hacia otro objeto o hacia una conducta alternativa.

Cualquier proceso de aprendizaje, por supuesto, lleva su tiempo, pero con refuerzo positivo y paciencia puede lograrse. Te recomendamos contactar con un educador canino o un etólogo con conocimientos actualizados y que trabaje con los animales de manera amable para que te asesore durante el proceso.

Para ocultar su olor tras el baño

Esta es una causa muy frecuente por la que un perro suele restregarse por el sofá o la cama. Cuando vamos a comprar un champú para perros o acondicionador, tendemos a seleccionar aquel producto que, para nuestro gusto, tiene un olor más agradable. Sin embargo, debes recordar que lo que a nosotros nos atrae, a el perro puede llegar a generarle rechazo y esto es lo que suele ocurrir con los champús de olores intensos.

Al bañar al animal, le estamos dotando de un aroma artificial con el que no se siente cómodo, por lo que tratará de recuperar su propio olor restregándose sobre aquellas superficies que mejor lo conservan, como la cama o el sofá. De ahí que nos preguntemos por qué mi perro se revuelca en mi cama.

Además, para muchos perros el momento del baño (o del secador) puede llegar a ser muy estresante, especialmente si no están habituados a ello. Es también por esto que, al terminar, muchos canes necesitan liberar esa tensión que han pasado y comienzan a corretear como locos por casa, pudiendo saltar y retozar sobre tu cama con energía.

¿Qué hacer en este caso?

Este comportamiento es muy intenso pero dura muy poco tiempo, por lo que lo más sencillo para evitar que el perro se revuelque en tu cama tras el baño es cerrar la puerta de tu cuarto, es dejar al perro una manta o toalla con su olor para que se revuelque en ella si así lo desea y sacarlo a pasear o jugar con él justo después de bañarlo para que descargue su energía en otra actividad y así no lo haga sobre tu cama.

Por malestar o picor

Cuando a nosotros nos pica alguna pate del cuerpo podemos, simplemente rascarnos con la mano, pero para un perro esto se complica y los picores pueden llegar a ser realmente molestos. Cuando un perro se revuelca en tu cama para aliviar su picor, enseguida te darás cuenta de que pone especial énfasis en restregar una zona concreta, muchas veces la cara, los flancos o el dorso.

Además, cuando explicamos por qué mi perro se revuelca en mi cama por picor, hay que matizar que lo hace en varias superficies, no únicamente en tu cama. También notarás que utiliza mucho sus patas para rascarse y que se muestra más inquieto de lo habitual.

Hay muchas causas que pueden ocasionar prurito o escozor a tu peludo como los procesos alérgicos, las infecciones bacterianas o fúngicas, la infestación por parte de ciertos parásitos como pulgas o ácaros y otros tipos de dermatitis y patologías cutáneas.

¿Qué hacer en este caso?

Si sospechas que tu perro se revuelca en tu cama porque siente malestar, revisa bien su cuerpo, levantando su pelo zona por zona para buscar piel enrojecida, descamaciones, alopecia, heridas o cualquier otro tipo de señal. Por supuesto, en este caso la solución pasa por acudir al veterinario para que determine la causa del problema y pueda pautarte un tratamiento adecuado.

Para liberar energía o estrés

Tal y como ya hemos mencionado en el apartado referente al baño, los perros que pasan por un momento de tensión, que no reciben suficiente estimulación durante el día o que padecen cuadros de estrés, necesitan de vez en cuando liberar esa energía que acumulan y esto a veces ocurre de manera muy explosiva, a través de comportamientos intensos como correr, saltar, dar vueltas o revolcarse sobre superficies.

A estos ataques de "locura" se los conoce como zoomies o FRAP, por sus siglas en inglés "frenetic random activity periods" o "periodos aleatorios de actividad frenética". Este comportamiento en sí mismo no es para nada algo negativo y es normal verlo de vez en cuando, pero se convierte en un tema preocupante cuando el perro lo experimenta de manera muy frecuente, pues podría estar indicando la existencia de algún problema a nivel emocional. Hay que aclarar que si también te preguntas por qué mi perro se revuelca en mi cama después de comer, la explicación es la misma.

¿Qué hacer en este caso?

Si el perro está en mitad de un "zoomie" seguramente esté realizando de manera repetida un mismo recorrido, ¡no trates de frenarlo! Deja que descargue energía pero asegúrate de que no se haga daño. Para ello, aparta los objetos que puedan resultar peligrosos o cierra la puerta de alguna habitación a la que no quieres que acceda.

Una vez el perro se ha relajado, valora bien la frecuencia con la que ocurren estos episodios y, si es muy elevada (por ejemplo, ocurre cada día) te recomendamos ponerte en contacto con un etólogo, pues es posible que tu peludo esté estresado, necesite hacer más ejercicio o no disponga de suficiente enriquecimiento ambiental en su día a día.

Comportamiento aprendido

Los perros aprenden rapidísimo a repetir comportamientos que les han aportado un beneficio en el pasado. Como animales inteligentes que son, asocian fácilmente un comportamiento con una consecuencia y lo repiten, o no, en función de lo que les conviene en cada ocasión.

Si tu peludo alguna vez se ha revolcado en su cama, por el motivo que sea, y ha recibido tu atención por tu parte, has jugado con él, le has dado caricias o le has reforzado de cualquier forma, es posible que el animal repita eventualmente la conducta para obtener los mismos resultados.

¿Qué hacer en este caso?

En caso de que quieras eliminar un comportamiento que ha sido erróneamente reforzado, debes dejar de hacerlo totalmente, a la vez que refuerzas otro comportamiento alternativo, preferiblemente, que sea incompatible con el que se desea eliminar (por ejemplo, reforzar que el perro se tumbe en su cama en lugar de en la tuya).

Lo más importante es jamás reforzar un comportamiento unas veces y castigarlo otras veces porque entonces el perro no sabrá nunca qué esperar y esto resulta muy estresante para el animal. Recuerda que siempre puedes contar con la ayuda de un educador canino para este tipo de situaciones.

Hablando del comportamiento de los perros, puede que te preguntes por qué mi perro se acuesta sobre mi panza.

Más de Noticias
Cómo hacer con los animales en caso de sismos

Cómo hacer con los animales en caso de sismos

Los animales también pueden sufrir daños ante cualquier eventualidad. Una de las preocupaciones ante una situación de emergencia por temblores o terremotos es precisamente qué y cómo hacer con los animales que tenemos en casa, y por ello procedemos a enumerar una serie de recomendaciones para que se tenga presente en caso de sismos.
¿Por qué motivos los gatos muerden a su familia?

¿Por qué motivos los gatos muerden a su familia?

Por lo general se asocia a los perros con los mordiscos, no obstante, a los gatos también les gusta morder. Los mininos arañan y muerden a sus propietarios por diversos motivos.