Noticias

¿Qué ponerle a una perra cuando tiene la regla?

Las perras presentan un periodo de celo aproximadamente cada 5-6 meses. Esto implica que, durante estos días fértiles, mostrarán una sintomatología característica, entre la que destaca el sangrado o manchado a través de la vulva. Por sus semejanzas con la menstruación femenina, en ocasiones se habla de este sangrado como de regla, pero lo cierto es que no son sinónimos. La menstruación de las mujeres supone el desprendimiento del recubrimiento del útero y se produce todos los meses cuando, tras la ovulación, no ha habido fecundación. Al contrario, el sangrado de las perras es señal de que se encuentran en su periodo fértil, es decir, durante la ovulación. En la actualidad, se recomienda la castración de las perras antes del primer celo para evitar no solo el nacimiento descontrolado de camadas, sino problemas de salud derivados de las hormonas sexuales (tumores mamarios, infecciones de útero, etc.) y toda la sintomatología asociada al celo, como el sangrado vaginal.

Bragas especiales para perras

El sangrado o manchado de las perras durante el periodo de celo puede prolongarse durante días e irá modificando su coloración y su intensidad. En general, suele ser ligero y, como las perras se lamen con frecuencia, las manchas que podremos ver por casa serán pequeñas y se concentrarán en los lugares de descanso del animal.

En cualquier caso, si quieres evitar manchas en el hogar, seguro que te preguntas "qué le pongo a mi perra cuando tiene la regla". Los fabricantes de artículos para animales de compañía han respondido a esta duda con la comercialización de unas bragas para perras, pensadas para recoger el manchado y evitar que este ensucie a la propia perra o a su entorno.

Se trata de unas bragas de tela, con espacio para dejar libre la cola, que cubren la zona de la vulva, recogiendo el sangrado. Son lavables y están disponibles en diferentes tamaños. Suelen sujetarse con velcro, cierre de clic, hebilla o elástico en la zona de la cintura, aunque estas últimas suelen resultar más incómodas para ellas, de manera que recomendamos escoger una de las demás opciones. Así mismo, las perras podrían sacárselas. Por ello, sería conveniente acostumbrarlas a su uso, poco a poco, antes del periodo de celo para no introducir de repente un elemento extraño que puede resultar incómodo.

De entre todas las opciones, las que suelen ser más aceptadas y cómodas para las perritas suelen ser las que cuentan con cierre de velcro o similar. Como hemos comentado, las de hebilla o cintas suelen resultar incómodas e incluso producir heridas por rozadura. Para espaciar los lavados, aconsejamos colocar una compresa en su interior y cambiarla cuando sea necesario.

Pañales para perros

Son como los que utilizan los bebés, pero adaptados a los perros, con espacio para que puedan dejar por fuera la cola. Más que para el sangrado, están pensados para ejemplares que sufren problemas de incontinencia u orinan por desbordamiento de la vejiga. Esto quiere decir que se diseñan para absorber una cantidad considerable de líquido, mucho más de lo que va a manchar una perra durante el celo.

Por este motivo, pueden resultar demasiado aparatosos para tan poco sangrado. Pero también es cierto que la mejor opción para evitar las manchas será aquella que acepte la perra, no se la quite y le resulte más cómoda. Las mismas braguitas que hemos recomendado en el apartado anterior pueden actuar, también, de pañal.

Bragas para perras con compresa

Si te sigues preguntando qué ponerle a una perra cuando tiene la regla, esta opción es similar a las bragas y pañales de los que hemos hablado, pero solo tienen tela en la zona en la que van a contactar con la vulva. Ahí es donde hay un espacio para colocar una compresa, un salvaslip, un trozo de empapador, etc., que será lo que absorba la sangre y lo que debemos cambiar con la frecuencia necesaria.

Igualmente, disponen de una abertura para la cola y se sujetan en la cintura, a modo de cinturón. Como diferencia, al no tener tanta tela, para algunas perras pueden resultar más cómodas y soportables. Sin embargo, la mayoría de ellas suelen sujetarse con cinta elástica y hebilla, lo que puede ser molesto y producir algún daño si aprieta demasiado. Nuevamente, la recomendación es escoger aquella opción que resulte más cómoda para la perra.

Compresas para perras

Para las bragas anteriores, pero también para las especiales para perras, podemos utilizar una compresa pensada especialmente para estos animales. Se comercializan diferentes tamaños y capacidades de absorción, por lo que podremos escoger en función de las necesidades de nuestra perra. Normalmente, no hará falta una gran absorción para el periodo de celo. Por la cara no absorbente suelen ser adhesivas para fijarse bien a la braga.

Empapadores

No son para poner directamente sobre la perra, pero pueden ayudar a limitar las manchas, sobre todo en los sitios habituales de descanso o si la perra va a pasar tiempo sola y se puede quitar la braga o el pañal que le hayamos puesto.

Podemos encontrar empapadores de diferentes tamaños y calidades y también los venden diseñados para perros, que suelen utilizarse para ayudar a los cachorros a orinar en un lugar determinado. Suelen tener bastante capacidad de absorción. Lo más importante es que escojamos el tamaño más adecuado al lugar donde lo queramos poner, como la cama de la perra, la nuestra o el sofá, y lo coloquemos lo más ajustado posible para intentar que no se mueva mucho. Son sencillos de usar y desechables, pero la desventaja es que la perra podría romperlos con facilidad.

Fundas

Cumplen la misma función que los empapadores, es decir, resguardar el mobiliario y las camas de las manchas que se puedan originar porque en nuestra ausencia la perra se quite la protección que le hayamos puesto o se produzca alguna fuga.

La ventaja que tienen es que no es tan fácil que la perra las rompa, como sí sucede con los empapadores a poco que los rasquen con las patas. Suelen tener una cara de tela, en contacto con la perra, y otra de plástico que impide que el líquido se filtre hasta la superficie que protegen, como el sofá o la cama de la perra. Las hay de diferentes tamaños y calidades y pueden lavarse en la lavadora.

Braga o pañal casero

Hasta ahora hemos examinado opciones comerciales, pero, si te preguntas qué ponerle a una perra cuando tiene la regla casero, es decir, que puedas hacer en casa, sin necesidad de comprarlo, lo cierto es que también hay alternativas.

Ajustándolo al tamaño de tu perra, con un trozo de tela o una braga vieja puedes hacer una especie de pañal que cumpla su función igual que los comprados, claro que el resultado final dependerá de tus habilidades para la confección. Lo más importante es que puedas colocar una compresa, trozo de empapador o similar en la zona de la vulva, que es lo que debe contener el sangrado. La tela no lo va a absorber y acabaría por calar allí donde la perra se apoyase.

¿Cómo limpiar a mi perra en celo?

Hemos visto qué ponerle a una perra cuando tiene la regla pero, ¿qué ocurre con la higiene de la perra en celo? Como decíamos al inicio del artículo, las perras suelen lamerse la vulva cuando notan el manchado. Esta actividad, unida a que la cantidad de sangre que eliminan no suele ser muy grande, hace que no sea muy complejo mantener la higiene durante este periodo, aunque sí hay pautas que debemos seguir:

  1. Revisar la braga o pañal. En primer lugar, si optamos por poner una braga o similar, debemos revisarla con regularidad para cambiarla por una nueva cada vez que haga falta. Lógicamente, es contraproducente dejar la sangre durante horas en contacto con la perra. La frecuencia de los cambios irá variando, de ahí que debamos vigilar cada cierto tiempo. Además, retiraremos la braga o el pañal cuando saquemos a la perra a hacer sus necesidades (mejor en un espacio privado, ya que su olor atraerá a los machos).
  2. Cortar el pelo de la zona. A las perras con pelo más largo conviene que se lo recortemos en la zona que rodea la vulva para mejorar la ventilación y la higiene.
  3. Limpiar con toallitas para perros. Si observamos suciedad en el cuerpo, sobre todo en la zona genital o las patas traseras, lo mejor es que limpiemos de forma local, por ejemplo, con una espuma en seco o alguna toallita específica para perros. No sabes cuál elegir, aquí tienes una opción sin perfume: Comprar toallitas para perros.

Cabe señalar que si el sangrado se produce fuera del periodo de celo, no remite, desprende mal olor, es muy abundante o la perra presenta otros signos clínicos, tendremos que contactar con el veterinario. Por otra parte, dentro de una tenencia responsable, aconsejamos la castración de las perras antes de su primer celo para evitar la cría descontrolada, así como diferentes trastornos de salud, que pueden llegar a ser mortales, como la infección uterina o los tumores de mama.


Más de Noticias
Cómo hacer con los animales en caso de sismos

Cómo hacer con los animales en caso de sismos

Los animales también pueden sufrir daños ante cualquier eventualidad. Una de las preocupaciones ante una situación de emergencia por temblores o terremotos es precisamente qué y cómo hacer con los animales que tenemos en casa, y por ello procedemos a enumerar una serie de recomendaciones para que se tenga presente en caso de sismos.
¿Por qué motivos los gatos muerden a su familia?

¿Por qué motivos los gatos muerden a su familia?

Por lo general se asocia a los perros con los mordiscos, no obstante, a los gatos también les gusta morder. Los mininos arañan y muerden a sus propietarios por diversos motivos.