Noticias

Osteoartritis en perros - Síntomas y tratamiento

La osteoartritis en perros es una enfermedad degenerativa crónica del cartílago articular que afecta a uno de cada cuatro perros y se caracteriza por la pérdida progresiva de dicho cartílago articular, la estructura que protege los huesos en una articulación. Además, se produce la formación de nuevo hueso alrededor de la articulación y engrosamiento de la cápsula articular. Todo ello conlleva a una disfunción de la extremidad afectada y dolor en los perros que la padecen.

¿Qué es la osteoartritis en perros?

La osteoartritis canina es una enfermedad en la que una o varias articulaciones se ven afectadas por cambios degenerativos como la pérdida de cartílago articular, la esclerosis subcondral del hueso y la formación de osteofitos por la proliferación de cartílago y hueso en la articulación. Estos cambios degenerativos también pueden afectar a la cápsula articular, la sinovia, el hueso subcondral, los ligamentos, los tendones y los músculos. Todos estos cambios hacen que el perro afectado se encuentre dolorido, presente cojera o incluso acabe postrado.

Se trata de una enfermedad que afecta al 25 % de los perros domésticos,que presenta un carácter crónico y progresivo hasta causar una disfunción articular y pérdida de la protección frente a la fricción entre huesos de una articulación. Entre los factores de riesgo encontramos el sobrepeso, los traumatismos, la edad y las anomalías conformacionales articulares, y suele ser una enfermedad secundaria a una patología primaria ortopédica.

Síntomas de la osteoartritis en perros

¿Cómo saber si un perro tiene osteoartritis? Cuando un perro presenta osteoartritis, al principio su calidad de vida no suele verse comprometida hasta que el desgaste articular por la degeneración se vuelve más evidente, haciendo que sea reacio a hacer ejercicio e incluso a saltar y subir escaleras. También es común que presente cojera que se agrava con el ejercicio y que comienza siendo leve hasta llegar a la ausencia total de apoyo de la extremidad.

El dolor causado por esta enfermedad se vuelve cada vez más evidente con el tiempo, y la extremidad afectada se vuelve rígida y tiende a perder masa muscular. Además, el perro con osteoartritis suelen lamerse las articulaciones afectadas y mostrar más inquietud, agresividad y pérdida de apetito.

Tipos de osteoartritis en perros

La osteoartritis en perros se puede dividir en diferentes tipos según la localización donde se encuentre el problema degenerativo. Por lo tanto, podemos decir que la osteoartritis canina puede ser de los siguientes tipos:

  • Osteoartritis de cadera, frecuente en perros que tienen o han tenido displasia de cadera.
  • Osteoartritis de hombro.
  • Osteoartritis de rodilla, más prevalente en perros con traumas o daños en la rodilla, así como con luxación rotuliana.
  • Osteoartritis de codo, más habitual en perros con displasia de codo.
  • Osteoartritis dorsal, que afecta a las vértebras cervicales o torácicas de la columna.
  • Osteoartritis lumbar, donde se ven afectadas las vértebras lumbares y/o sacras.

Causas de la osteoartritis en perros

Lo más habitual es que la osteoartritis en perros sea secundaria a las siguientes afecciones:

  • Displasias de cadera o codo.
  • Osteocondrosis.
  • Fracturas articulares.
  • Dislocación de rótula.
  • Trastornos del ligamento cruzado anterior.

Por otro lado, aunque es más frecuente que los perros de razas grandes desarrollen esta enfermedad, también puede aparecer en razas pequeñas. Otros factores importantes para el desarrollo de esta enfermedad son el sobrepeso y la obesidad, debido a la sobrecarga que sufren las articulaciones por el exceso de peso, y la edad avanzada, por el desgaste natural que produce el envejecimiento. Con respecto a esto último, la osteoartritis en perros jóvenes presenta una menor frecuencia y se relaciona sobre todo con traumatismos o anomalías anatómicas articulares.

Diagnóstico de la osteoartritis en perros

Para diagnosticar la osteoartritis canina, es clave realizar una buena anamnesis y exploración física del perro, junto con pruebas de diagnóstico por imagen. Veamos en qué consiste dichas pruebas:

  • Exploración física: durante el examen físico, el veterinario palpará las extremidades y articulaciones sospechosas, evaluando la respuesta al dolor, el engrosamiento y la pérdida de masa muscular.
  • Diagnóstico por imagen: la prueba de elección suele ser la radiografía para detectar cambios como estofitosis y degeneración, pero su uso es limitado para obtener información de los tejidos blandos circundantes. Para obtener información de los tejidos blandos, se pueden utilizar otras técnicas como la resonancia magnética, mientras que para realizar un estudio más detallado de los cambios óseos se puede recurrir a la tomografía computarizada o TAC, especialmente indicada para las articulaciones de anatomía compleja como los codos, tarsos y carpos.

Tratamiento de la osteoartritis en perros

¿La osteoartritis en perros tiene cura? No, se trata de una enfermedad crónica, de manera que el tratamiento es sintomático. Así, a la hora de tratar la osteoartritis en perros, el objetivo es proteger la integridad de la articulación a la vez que se reduce el dolor para conseguir que mantengan una mejor calidad de vida pese a la enfermedad crónica articular que están padeciendo. El tratamiento de la osteoartritis canina se basa en una terapia conjunta de varios puntos, siendo necesarios todos o solo algunos dependiendo del caso concreto de cada perro. Los principales pilares del tratamiento de la osteoartritis en la especie canina son los siguientes:

  • Control del peso corporal: un exceso de peso hace que la articulación afectada del perro se vea sometida a una sobrecarga adicional, empeorando el cuadro y la sintomatología. Si el perro pierde peso, la articulación se encontrará más ligera y se reducirán los mediadores inflamatorios relacionados con el sobrepeso, lo que a su vez reduce la inflamación.
  • Cambio en la actividad diaria: se recomienda una reducción de las actividades de alto impacto, como saltar o correr, pero se debe mantener un nivel regular de ejercicio de bajo impacto, como los paseos. Esto previene la pérdida de masa muscular y favorece la estabilidad articular.
  • Rehabilitación: algunos perros se pueden beneficiar de rehabilitación con ejercicios en agua, de flexibilidad articular e incluso de acupuntura o terapia láser.
  • Cirugía: en algunos casos, el tratamiento de elección es quirúrgico, como las cirugías que se realizan para tratar la causa primaria de la osteoartritis, como la osteotomía de la ruptura de ligamento cruzado anterior de la rodilla, la escisión de la cabeza y del cuello del fémur, la artrodesis o fusión de articulaciones, o la cirugía de reemplazo de cadera y de codo en la mayoría de los casos.

Medicamentos para la osteoartritis en perros

Dentro del tratamiento encontramos, también, el uso de medicamentos, suplementos y moduladores articulares. Hablamos de ellos:

  • Medicamentos: para controlar el dolor, se usan principalmente analgésicos como carprofeno, meloxicam, ketroprofeno o deracoxib. En algunos perros, no se recomiendan estos AINEs, teniendo que usar otros analgésicos como corticoides, gabapentina, amantadina o tramadol.
  • Suplementos articulares: como ácidos grasos omega 3 o sulfato de condroitina o glucosamina. Estos suplementos pueden encontrarse también en los alimentos diseñados para mejorar la salud articular.
  • Moduladores articulares: mediante inyección muscular en el caso del PSGAG o articular de plasma rico en plaquetas, corticoides, ácido hialurónico o células madre.

Será el veterinario quien determine los mejores tratamientos para reducir los síntomas de la osteoartritis en el perro afectado.

Pronóstico de la osteoartritis en perros

¿Cuánto vive un perro con osteoartritis? Dependiendo de la gravedad y el tratamiento empleado en el perro con osteoartritis, el pronóstico variará. En los perros en los que solo se utiliza el tratamiento conservador, el pronóstico es más reservado, ya que se trata de una enfermedad crónica y degenerativa que requiere tratamiento analgésico de por vida. En los perros con tratamiento multimodal, que incluye diversas medidas terapéuticas, el pronóstico será mejor. En los perros en los que se ha optado por la cirugía, el pronóstico suele ser excelente.

En cualquier caso, insistimos, es fundamental acudir al centro veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Más de Noticias
Cómo hacer con los animales en caso de sismos

Cómo hacer con los animales en caso de sismos

Los animales también pueden sufrir daños ante cualquier eventualidad. Una de las preocupaciones ante una situación de emergencia por temblores o terremotos es precisamente qué y cómo hacer con los animales que tenemos en casa, y por ello procedemos a enumerar una serie de recomendaciones para que se tenga presente en caso de sismos.
¿Por qué motivos los gatos muerden a su familia?

¿Por qué motivos los gatos muerden a su familia?

Por lo general se asocia a los perros con los mordiscos, no obstante, a los gatos también les gusta morder. Los mininos arañan y muerden a sus propietarios por diversos motivos.